Ciprino dorado

Anima los estanques de los parques

¿Qué sería de un estanque sin peces rojos, como se le denomina normalmente al ciprino dorado? Una de las innumerables leyendas relativas al origen de este pez cuenta que existía un dios «Pez rojo» en Chen-si. Durante el transcurso del segundo año de reinado del emperador P’ing (769 antes de J. C. ) hubo una sequía que duró cien días. De pronto apareció un pozo del que saltó un pez rojo, provocando la lluvia tan esperada. Esta leyenda no proporciona mucha información, verdaderamente. La literatura china nos dice sin embargo que se observaron ciprinos dorados en la naturaleza en el siglo IV Serían probablemente mutantes espontáneos del pez dorado de color bronceado con reflejos verdosos, parecido al color de la tenca. Hoy en día, aún se encuentran ciprinos dorados cuya coloración recuerda a la de sus ancestros. Aunque no se conoce a cuándo se remonta la selección y cría de las mutaciones del ciprino dorado, efectuada por los chinos, sí se sabe que entre 1115 y 1234, durante la dinastía Sung, esta industria era floreciente. Actualmente los criadores crean razas nuevas mediante el cruce de las formas existentes. Aun para los ciprinos dorados, la moda cambia continuamente y ya no es tan fácil encontrar ciertas razas que fueron clásicas y corrientes. En los estanques, el ciprino dorado soporta muy bien el frío y puede pasar el invierno bajo el hielo, sin problemas.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *