Cobra real

La serpiente venenosa más larga del mundo

La cobra real lleva bien su nombre, ya que efectivamente es la reina de las cobras y la más larga de las serpientes venenosas. Está muy ampliamente distribuida por el sudeste asiático, donde sube hasta las montañas. Es un reptil forestal que, afortunadamente, es poco frecuente; decimos afortunadamente ya que es, sin duda, un enorme peligro para el hombre. Está dotada de un temperamento irascible, y ataca sin haber sido provocada. Sin duda alguna, es la serpiente más temida y su mordedura es inevitablemente mortal, no sólo por la fuerte toxicidad de su veneno, sino también por la gran cantidad inyectada. La cobra real tiene un colorido muy variado. Encontramos algunas amarillentas, otras son oscuras, aceitunadas e incluso negras. Las rayas transversales, oscuras o claras, pueden estar muy señaladas o no notarse apenas. La cobra real es nocturna, y pasa el día durmiendo en un árbol hueco o debajo de un tocón. Se alimenta exclusivamente de otras serpientes, así que a veces se la clasifica en el género Ophiophagus, que significa «devorador de serpientes». En realidad, esta cobra es un auténtico Naja, y conviene clasificarla junto con los representantes de este género. Cuando está irritada y se prepara para atacar, la cobra endereza la parte anterior de su cuerpo a más de un metro del suelo. Divisar tal serpiente basta para aterrorizar a un ser humano. Es la única cobra que construye un nido para poner sus huevos; la hembra monta guardia, enroscada, mientras dura la incubación.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *