Coral de Arizona

Una serpiente sobre todo nocturna

El género Micruroides, al que pertenece la serpiente coral de Arizona, es uno de los tres géneros de elápidos que existen en América. Está coloreada, con anchos anillos rojos y negros, separados por otros más estrechos, de color blanco o amarillo. Estos dibujos anillados se hacen más claros en la cara ventral. La parte delantera de la cabeza es negra hasta detrás de los ojos, mientras que la parte posterior es blanca o amarilla. Presenta una dentición primitiva, ya que en el maxilar y detrás de cada uno de los dos colmillos venenosos lleva un dientecito sólido y no acanalado. Su área de distribución se extiende del sudoeste de los Estados Unidos y centro de Arizona hasta el noroeste de Méjico. Es un habitante de las zonas áridas y semiáridas que frecuenta biotopos variados, como la maleza espinosa, bosques, praderas y tierras cultivadas. Se la encuentra tanto en las llanuras como en las pendientes bajas de montaña, por lo general, entre las rocas, hasta 1740 m de altitud. Es una especie un poco misteriosa, que sale principalmente por la noche, aunque a veces se la puede encontrar durante el día, cuando el cielo está cubierto o después de las lluvias. La serpiente coral pasa casi todo el tiempo en el suelo. Su régimen alimenticio incluye básicamente lagartos, serpientes y, más raramente, polluelos, ranas e insectos. Si es molestada, la serpiente coral esconde la cabeza bajo los anillos y alza la cola, agitándola. Aunque rara vez muerde, su veneno es muy peligroso.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *