Coral rojo

Un coral que en, realidad no lo es

Un coral que en, realidad no lo es El coral rojo, llamado también coral noble, es en realidad una gorgonia y no un verdadero coral; se pesca en el Mediterráneo desde hace muchísimo tiempo y se utiliza para hacer joyas y ornamentos diversos. A veces se ie denomina también coral de los joyeros. Difiere de los verdaderos corales o madréporas por la estructura de su esqueleto calcáreo axial, disimulado en el interior de los tejidos carnosos portadores de pequeños pólipos blancos con ocho tentáculos. Este esqueleto calcáreo es muy duro y fácil de pulir. Su color va del rojo fuerte al rosa pálido. El coral rojo es común en el Mediterráneo, aunque menos que en la antigüedad. Vive en colonias entre los 20 y 200 m de profundidad, y forma bancos más o menos extendidos a lo largo de las costas. Para desarrollarse, el coral rojo necesita suficiente luz y una temperatura constante del agua entre los 13° y los 16° C. Antaño se pescaba el coral rojo industrialmente, pero en la actualidad los pescadores especializados son cada vez más raros: esta actividad se ha vuelto artesana. Aún se extrae bastante en Cerdeña, Córcega y Golfo de Nápoles. Sin embargo, van escaseando los ejemplares hermosos. Las gorgonias, que se encuentran principalmente en los mares cálidos, y que pertenecen al mismo orden, forman flexibles abanicos. Algunas especies alcanzan más de un metro de altura, mientras que otras son enanas. Se desarrollan en los macizos coralíferos y poseen delicados colores dentro de los tonos crema, rosa y violáceo.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *