Coral solitario

Un coral que vive en aguas profundas

Cuando se evoca al coral, nos representamos invariablemente un arrecife tropical con formas y colores infinitamente variados, cuyo número de pólipos es incalculable. Pero existen igualmente corales solitarios, lo que generalmente se ignora, porque estos animales marinos son infinitamente menos espectaculares que sus homónimos coloniales. Existen más de 200 especies censadas de corales solitarios, un gran número de las cuales viven en aguas templadas e incluso frías. Así, la especie Caryophylla smithi se encuentra hasta en las costas de las islas Británicas, cosa inesperada por parte de un verdadero coral. El coral llamado “de cubilete”, o coral-clavel de Smith, que ilustra esta ficha, es el más conocido de todos los corales solitarios. Mientras que los corales coloniales viven exclusivamente cerca de la superficie, donde reciben suficiente luz solar, el coral solitario no la necesita. Es cierto que varias especies se fijan a las rocas costeras, muy cerca de la línea de las mareas bajas, pero otros prosperan en las profundidades abisales deI océano. Así, se recogen en las redes barrederas a 7 000 m de fondo. El coral-clavel de Smith se muestra poco exigente y vive tanto a dos como a varias decenas de metros de la superficie, incluso hasta 200 m. Las redes lo arrastran cerca de las costas de Irlanda y hasta en aguas de Escandinavia. La gran mayoría de las especies de corales solitarios están dotadas de colores fuertes, como anémonas de mar.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *