Corixa

También se le llama «cigarrón de agua»

Las corixas son unos curiosos Hemípteros acuáticos, cuyas numerosas especies se encuentran desde Islandia a Nueva Zelanda Se encuentran corixas en agua dulce, pero algunas de ellas no temen el agua salobre, hasta una determinada densidad de sal. Curiosamente, las corixas no son carnívoras. Al contrario, se alimentan de algas, que arrancan de los vegetales sumergidos. Entre las corixas europeas, la más común y extendida es la corixa moteada, Conxa punctata Frecuenta los estanques, los canales y los ríos de corriente lenta. Principalmente nocturna, la hembra pone sus húevos también de noche, y los fija sobre las plantas sumergidas. Las larvas sufren cinco mudas en el curso de su desarrollo. Según el clima, la corixa moteada puede tener dos generaciones a lo largo del año, pero esto no está generalizado. En Europa central, la corixa inverna en estado adulto, y en cuanto llegan los hermosos días primaverales tienen lugar los acoplamientos, después de lo cual, los adultos mueren. La corixa tiene alas funcionales muy desarrolladas y vuela rápidamente Efectúa desplazamientos migratorios de un estanque a otro. Se ha podido comprobar que este insecto sirve como agente de diseminación a unos minúsculos moluscos bivalvos del género Pisidium, cuyas larvas de 2 a 4 mm se han hallado agarradas a sus patas Para moverse bajo el agua, la corixa lleva una pompa de aire bajo su abdomen Se ve obligada a subir a la superficie cuando su reserva de oxígeno se agota El macho emite un chirrido sonoro en la época de celo, frotando sus fémures anteriores contra su cabeza

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *