Cormorán áptero

Sólo vive en dos islas de las Galápagos

Entre 1970 y 1975, se censaron 700 a 800 parejas. El plumaje del cormorán áptero es espeso, suave y recuerda un poco al del pájaro bobo o incluso al pelaje de un mamífero. Se moja muy deprisa tras cada zambullida y el ave debe dejarlo secar. Los muñones de alas parecen ser inútiles en las zambullidas, pues se mantienen apretados contra el cuerpo. El ave se propulsa con sus fuertes patas, que funcionan simultáneamente y le sirven también para dirigirse. El cormorán áptero fue descubierto a finales del siglo XIX y sólo vive en dos islas del archipiélago de las Galápagos, Isabela (o Albemarle) y Fernandina (o Narborough). El cormorán áptero es muy sedentario y apenas se aleja de las costas más de 200m. Se alimenta de peces pertenecientes a las familias de los Serránidos, Clínidos, Pomacéntridos, Pom acántidos, Escáridos, Escorpénidos y Murénidos, que midan de 6 a 30 cm de longitud. Se trata de peces que viven cerca del fondo, y el ave los captura entre las rocas. La nidificación tiene lugar en el intervalo de 7 a 9 meses, según las parejas, y no es simultánea en las diferentes colonias. Se ha observado en todos los meses del año, pero sobre todo entre marzo y julio, la estación más fresca. El nido es un hueco en una playa de guijarros o de lava y está rellenado de restos como huesos, estrellas de mar secas, plumas y algas. Macho y hembra incuban y, en general, sólo sobreviven dos pollos cuando la puesta es de 3 huevos. Las crías van al agua cuando tienen unos dos meses.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *