Crangon

Cambia de sexo hacia la mitad de su vida

A pesar de su pequeñez, el Crangon juega un papel nada desdeñable dentro de la alimentación del hombre. En Europa se le pesca por decenas de millares de toneladas al año. El género Crangon, al que pertenece, cuenta con 40 especies diseminadas por el norte del Atlántico y del Pacífico. En primavera, el Crangon permanece en las aguas de superficie, cerca de las costas bajas, y en invierno emigra hacia las profundidades (20 m como máximo). Relativamente poco exigente en cuanto a salinidad y temperatura de su medio, encuentra condiciones óptimas en aguas a 20 C. Es un crustáceo hermafrodita, primero macho durante la mitad de su vida, y luego hembra. Durante el día, el Crangon gris permanece hundido en la arena; sólo emergen sus ojos y antenas. Su color es claro y se confunde con el entorno. Por la noche, se oscurece, nada cerca del fondo y captura gusanos, pequeños crustáceos, pequeños moluscos y detritus orgánicos. La reproducción tiene lugar en aguas tranquilas y profundas; algunas horas después del apareamiento, la hembra pone sus huevos que permanecerán enganchados en su abdomen durante uno o dos meses. Las larvas pasan por cinco estadios planctónicos, pero muchos sirven de alimento a los peces. Viven en el agua hasta que miden 10 mm, tras lo cual permanecen en el fondo. El Crangon es una especie gregaria, que se encuentra en bancos, como por ejemplo, en las proximidades de los estuarios.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *