Culebra acuática pescadora

Es extremadamente prolífica

La serpiente acuática pescadora, conocida a veces también como culebra a cuadros (etcheckered keelback, en inglés), es sin duda una de las serpientes más comunes de toda Asia sudoriental. Esta serpiente, que se halla muy extendida, no teme ni el frío ni el calor tropical. En las regiones septentrionales de su área geográfica, hiberna durante la estación fría; en las regiones meridionales, por el contrario, se aletarga durante el verano. Sabe, pues, cómo defenderse de todos los rigores climáticos. Donde más a menudo se encuentra a esta serpiente acuática es en los arrozales, en los que abunda en todas las regiones. No es, hablando propiamente, una serpiente acuática en el mismo sentido en que lo son el herpetón, la serpiente tiburón o las auténticas serpientes marinas, aunque pasa gran parte de su tiempo en el elemento líquido. Le agrada permanecer enrollada en el suelo, en una mata o incluso sobre un arbusto, sobre todo durante las primeras horas de sol del día. Esta especie es muy variable en cuanto a su color y dibujo. Los especialistas la han dividido en tres subespecies distintas. Es animal de llanura, que no trepa bien por los contrafuertes de las montañas. Su presencia, además, suele hallarse invariablemente relacionada con la del agua. La culebra acuática tiene un ciclo de actividad diurno, y caza ayudándose de su vista. Sus grandes ojos descubren cualquier tipo de presa (rana o pez), sobre la que se precipita cuando tiene hambre. Es muy inquieta y posee un temperamento vivo e irascible. Muerde y ataca a la menor provocación.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *