Culebra de collar

Casi siempre permanece cerca del agua

La culebra de collar es la más común y la más extendida de todas las especies europeas. La mayoría de las veces se la encuentra cerca del agua, entre los cañaverales y los nenúfares de los estanques. Es una especie semiacuática, que nada muy bien y se sumerge maravillosamente. Cuando se siente inquieta, huye sumergiéndose y puede permanecer bajo el agua más de media hora sin subir a respirar. Nada en la superficie, ondulando el cuerpo y con la cabeza levantada fuera del agua. No hay nada más gracioso que los movimientos armoniosos de una culebra que atraviesa un estanque nadando tranquilamente. La culebra de collar no es agresiva e incluso parece que le repugna morder. Cuando se la coge, se defiende segregando una mezcla de líquido nauseabundo y de excrementos. Cuando la culebra de collar teme seriamente por su vida, usa una estratagema muy astuta, simulando la muerte: con un movimiento brusco se vuelve y expone su vientre al aire, entreabriendo la boca, dejando caer la cabeza inerte, con la lengua fuera de la boca. Así da la impresión de ser una serpiente muerta, lo que a menudo le ayuda a escapar a la voracidad de un enemigo. Para defenderse, hace ademán de morder, pero golpea al adversario con la boca cerrada. La culebra de collar se alimenta exclusivamente de animales de sangre fría, como ranas, peces y tritones. Coge sus presas y las traga sin matarlas. A veces se oyen los gemidos de una rana agonizante cuyo cuerpo ha sido ya engullido a medias por una culebra de collar.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *