Culebra de Montpellier

Es la mayor serpiente europea

La culebra de Montpellier es una serpiente impresionante, que sorprende al observador cuando tiene la suerte de verla. Su gran tamaño es desacostumbrado y parece una especie exótica. Propia de las regiones áridas y de los lugares cubiertos de broza, es una especie típicamente meridional, que habita en los países mediterráneos. En invierno, esta culebra no entra en letargo, pero disminuye su actividad. En verano tiene hábitos diurnos y se desplaza únicamente por el suelo. A veces trepa a un matorral para exponer su cuerpo a los rayos del sol. Extremadamente ágil, repta a una velocidad increíble. Tiene mal carácter y es muy agresiva; muerde a todo el que la sorprende o le molesta. Cuando está irritada levanta la parte delantera del cuerpo, como las cobras, y se hincha, silbando fuertemente. La mordedura de la culebra de Montpellier puede ser peligrosa en algunos casos, pues esta especie es venenosa. Por suerte, sus colmillos se encuentran en el fondo de la boca. Los casos de envenenamiento son raros en el hombre, pero hay que ser prudente, ya que este veneno actúa sobre el sistema nervioso. El colorido de la culebra de Montpellier es variadísimo y es muy difícil identificar correctamente a este reptil. Su régimen alimenticio, muy variado, consiste en pequeños mamíferos, aves, lagartos y serpientes.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *