Culebra real de Sonora

Se parece mucho a la venenosa serpiente de coral, pero es inofensiva

La culebra real de Sonora tiene rayas transversales rojas, negras y blancas. Las bandas negras se estrechan o desaparecen en los costados. La proporción de rojo en el negro varía considerablemente, formando una punta a cada lado o dividiendo completamente las bandas negras. La cabeza es más bien ancha y plana con el hocico blanco, amarillo pálido o negro con manchitas blancas. Esta especie inofensiva se parece a otra venenosa, la serpiente coral de Arizona, pero esta última posee anchas bandas rojas bordeadas de blanco o amarillo, en vez de negro, como en la culebra real. Tiene un área de distribución discontinua que se extiende del sudoeste de los Estados Unidos al noroeste de Méjico. Se han diferenciado tres subespecies. Es una habitante de las montañas, que se encuentra desde los 850 hasta los 2700 m. Frecuenta tanto los matorrales como los bosques de coniferas, buscando a menudo la cercanía del agua. Se le encuentra habitualmente en lugares donde hay rocas, troncos de árbol y matas densas de vegetación, escondida u ocasionalmente visible. La culebra real de Sonora, como todas las especies del género, es un poderoso constrictor. En cuanto captura una pieza, generalmente un lagarto, la rodea inmediatamente con sus anillos y la aprieta fuertemente hasta que la ahoga antes de comérsela. El régimen alimenticio de esta serpiente es muy especializado, pero probablemente añade serpientes y pequeños mamíferos.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *