Cuscús manchado de Australia

Tiene un pelaje de colorido anormal

El cuscús manchado de Australia, que se encuentra en un reducido territorio de la península de York, es uno de los mamíferos más singulares de ese continente. Su pelaje, de textura lanosa, muy denso e impermeable al agua presenta un curioso colorido. Al verlo, se puede pensar que una piel tan visible hace al animal vulnerable para sus enemigos depredadores. Pero no hay nada de eso, porque este cuscús es exclusivamente nocturno. Ello no impide reconocer que su color beige-crema constituye una fantasía de la evolución que no tiene ninguna función conocida. Por lo demás, el color, al igual que el dibujo que forman las manchas varían mucho de un individuo a otro. Por regla general, las hembras están desprovistas de manchas, mientras que, por el contrario, los machos llevan marcas marrones. La especie está todavía poco estudiada en la naturaleza. El animal habita exclusivamente en la selva pluviosa densa, donde se mantiene entre las ramas altas. Este hábitat, unido al ciclo de actividad nocturna, contribuye a hacer difíciles y ocasionales las observaciones. El cuscús manchado de Australia pasa las horas del día enrollado sobre sí mismo, con la cabeza disimulada junto al abdomen. Instalado cómodamente en el hueco de una gruesa rama, espera a la penumbra para despertarse. Después de estirarse dúrante un buen rato, se dedica a su aseo, después del cual busca algo de comer. Las hojas son su alimento esencial. El cuscús lleva una vida muy dura y no parecen importarle las heridas más graves. Se mueve con lentitud, como los perezosos americanos.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *