Danio albo

De pequeña talla y hermosos colores

El danio albo o danio rosado es la especie de más colorido y las más atractiva del género. Pertenece al grupo de los danios de pequeño tamaño o braquidanios, caracterizados también por su línea lateral incompleta. Junto con el danio presidiario y el danio leopardo o danio trucha, se cuenta entre los peces básicos de todo acuariófilo principiante, Sus colores tornasolados le han valido también el nombre de danio perlado. En la naturaleza, estos peces viven en bancos, en aguas cálidas (de 27° a 28° C), y nadan preferentemente cerca de la superficie o entre las plantas. Se alimentan de pequeños invertebrados planctónicos. En cautividad son poco exigentes y ponen con facilidad, lo que explica su éxito. La reproducción, por otra parte, puede efectuarse durante todo el año, aunque el danio albo muestra ciertas exigencias en sus afinidades, cuando se trata de formar pareja. La hembra, más descolorida y menos atrevida que el macho, emite sus huevos al final de cierto número de escarceos nupciales y de contactos flanco contra flanco con su pareja. La puesta se puede provocar o facilitar, según algunas observaciones, añadiendo un poco de agua fría al acuario, lo que «recordaría» a los peces las lluvias tropicales de su país de origen. Su crianza ha dado lugar a la selección de algunas variedades, en particular, una dorada y una azulada. También se han obtenido muchos híbridos con especies emparentadas, y especialmente, entre el danio presidiario y el danio punteado (Brachydanius nigrofasciatus ). De todas formas, los híbridos son estériles ya desde la primera generación.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *