Desman almizclado

Vive a Io largo de arroyos y riachuelos de corriente lenta

El desmán almizclado es una criatura singular. Está emparentado con el desmán de los Pirineos o almizclera, aunque es de un género diferente y considerablemente mayor de tamaño. A esté extraño insectívoro se le incluye dentro de la familia de los Tálpidos; se necesita un cierto grado de imaginación para ver en él a un pariente del topo; sin embargo, el examen de su anatomía no ofrece dudas al respecto. El desmán almizclado tiene una larga trompa, extremadamente móvil, compuesta por dos tubos cartilaginosos. Las narices están situadas en la punta y pueden cerrarse mediante una especie de válvula. Una densa red de terminaciones nerviosas llega a la trompa, órgano sensorial táctil muy sensible mediante el cual el desmán encuentra sus presas entre las plantas de las orillas o en el cieno y el agua turbia de los estanques y ríos de Rusia meridional, Turkestán y Siberia. La cola, aplastada lateralmente, sirve de timón y las patas posteriores muy palmeadas son unos potentes órganos de propulsión. Los desmanes almizclados pasan la mayor parte de su existencia dentro del agua y rara vez van a tierra. Viven varios en la misma madriguera, cuya entrada se encuentra siempre bajo el agua. Esta madriguera ramificada, de una gran complejidad, ofrece unas grandes similitudes con el «metro» del topo común. El nido, guarnecido de hojas y musgo, se encuentra situado sobre el nivel del agua, a salvo de las posibles crecidas, y recibe su aireación por los intersticios de las raíces. Este hábitat, sumado al hecho de que el desmán es principalmente nocturno, no simplifica en nada su observación, por lo que nos queda aún bastante que aprender sobre su biología.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *