Diodora apertura

Uno de tantos fisurélidos

Este delicado y pequeño gasterópodo marino, pariente cercano de la lapa, presenta, igual que ésta, una concha cónica sin arrollamiento visible. Sin embargo, se distingue a primera vista por la existencia, en lo alto de la concha, de un orificio algo alargado (de adelante hacia atrás) llamado orificio paleal. Este agujero se abre a la cavidad paleal, situada bajo el caparazón del caracol. En esta cavidad se encuentran las branquias, así como el ano y los orificios urinarios y genitales. Por ello es importante que el agua del mar pueda circular con facilidad en esta cavidad, que en las demás especies sólo comunica con el exterior por el reborde de la concha. Diodora dispone, gracias a la comunicación directa con el orificio paleal, de un agua más eficazmente renovada» El tamaño de Diodora apertura no excede de 2 cm a lo largo. La superficie externa de la concha presenta surcos radiales cruzados por circunferencias concéntricas en relieve. El interior es nacarado. En la Diodora recién nacida, la concha está enrollada sobre sí misma como en un caracol normal; el reborde anterior presenta una hendidura. Después, en el curso del desarrollo, la última vuelta del caparazón se agranda desproporcionadamente y adquiere forma cónica, mientras que la hendidura, convertida en orificio, avanza desde el borde hasta el centro de la concha. Diodora apertura suele hallarse bajo las piedras, en la zona que cubren las mareas, aunque también puede hallarse a mayor profundidad. Es un animal vegetariano, que abandona su refugio para ir a ramonear algas en la marea alta.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *