Dobsonia de las Molucas

Carece de segundo dedo en la membrana

Este murciélago lleva el dorso libre, pues las membranas alares glabras que surgen del centro prolongan curiosamente su zona dorsal, desprovista de pelaje. Las nueve especies que forman el género Dobsonia, dedicado en 1898 al investigador inglés Dobson, carecen de segundo dedo. Esta característica permite distinguirlos fácilmente de los murciélagos del género Pteropus, a los que muchos dobsonias se parecen. La especie aquí representada habita en el sudeste asiático. No obstante, en 1935, se descubrió la presencia de este quiróptero en la península de York, en Australia. Los investigadores han podido comprobar que el color del pelaje varía mucho de un ejemplar a otro. Es un excelente volador, que no sólo realiza vuelos potentes y directos, sino que, a diferencia de otros murciélagos, es capaz de sobrevolar determinada zona. Se cree que este vuelo estacionario le sirve para coger las flores y frutos que constituyen su alimento. Los zoólogos han observado bandadas de estos murciélagos en Australia septentrional, devorando los frutos del género Ficus. Aún no se conoce el modo de vida de los distintos dobsonias, pero se sabe que estos megaquirópteros permanecen en la jungla, donde muestran preferencia por las zonas de vegetación más densa. De día, se esconden en cavernas bajo las rocas. En la isla Negros, del archipiélago filipino, se encontró una caverna poblada exclusivamente por machos, lo que permite suponer que las hembras se agrupan aisladamente para amamantar a su única cría.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *