Dragón acuático

Puede permanecer sumergido varias horas

El Physignathus es uno de los saurios más singulares, pues es un anfibio en el verdadero sentido de la palabra. Constituye de alguna manera el equivalente de los basiliscos australianos. Estrechamente ligado a la presencia del agua, el dragón acuático lleva una existencia pacífica sobre los árboles que rodean los ríos. Lo más frecuente es que permanezca inmóvil, pero puede correr con rapidez sobre las ramas, agarrándose firmemente a la corteza con sus largas garras. A la menor alarma, el animal se lanza al vacío y cae al agua, nadando hacia el fondo. Su inmersión puede durar varias horas, pero generalmente el lagarto aparece en la superficie después de algunos minutos. El régimen alimenticio es variado y consiste principalmente en insectos hábilmente capturados a la carrera e incluso al vuelo. El dragón acuático devora también orugas y renacuajos, pero en ocasiones añade bayas y frutos a su alimento cotidiano. A pesar de que es bastante cómún en las regiones occidentales de Australia, el dragón acuático está todavía muy poco estudiado y no se sabe nada de su reproducción. Se supone que deposita sus huevos en la arena de las playas, pero nada se ha comprobado. Se ha observado por primera vez en 1977 que este dragón acuático es capaz de regenerar su cola, lo que no se creía posible más que en los verdaderos lagartos. Existen una o dos especies más de dragones acuáticos emparentados con la presente. Una de ellas es el dragón acuático de Timor, del que sólo se conocen dos ejemplares. El dragón acuático de Lesueur, aquí descrito, se capturó en el Monte Arfak, en Nueva Guinea.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *