Dragón volador

Es el único lagarto del mundo capaz de planear

Si hay una criatura extraña en el mundo de los reptiles, es sin duda el dragón volador. Existen unas diez especies, la más extendida y conocida de las cuales es el dragón volador común, aquí ilustrado. El nombre dragón, por muy evocador que sea, no le cuadra demasiado a este minúsculo lagarto; existen numerosos saurios de mayor tamaño que merecerían mejor este calificativo. Cuando se ve un dragón volador en reposo, agarrado a un tronco con sus garras afiladas, realmente no hay nada en él que pueda despertar interés. Es casi uniformemente gris, se parece totalmente a cualquier otro pequeño lagarto. De pronto, se echa a volar. De hecho ha dado un notable salto, luego ha abierto ampliamente sus “alas”, apartando varios pares de costillas muy alargadas y finas, que están unidas entre sí por una membrana que hace las veces de para-caídas. Algo asombroso en el dragón volador es la aptitud que tiene para franquear varias decenas de metros en vuelo planeado. Algunos observadores dicen que vuela realmente, lo cual es inexacto. Es cierto que las franjas posteriores de las membranas laterales flotan, pero este fenómeno se produce por la corriente de aire que engendra la velocidad. Las membranas del dragón volador están adornadas de vivos colores, confiriendo a este pequeño planeador del mundo de los reptiles un aspecto insospechado de mariposa coloreada. Es el único representante del grupo de los Saurios capaz de planear y lo hace con notable habilidad. Los reptiles modernos han intentado, a través de él, la aventura de la locomoción aérea.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *