Eleuterodáctilo

Se le atribuyen dos subespecies, geográficamente separadas

Este representante de los Leptodac-tílidos vive en Méjico, así como en el sur de Arizona y de Nuevo Méjico; su biotipo habitual está constituido por zonas cubiertas de yucas, o la asociación enebro-encina (Tejas), o también las zonas de cactus (Méjico). El aspecto general del eleuterodáctilo es el de un sapo, pero con dedos finos no palmeados y pequeños tubérculos salientes en las articulaciones. La locomoción se efectúa de forma muy particular, porque el cuerpo está levantado con respecto al suelo. E. augusti posee un repliegue cutáneo transversal al dorso e inmediatamente detrás de la cabeza, así como un tímpano circular que le distingue fácilmente de las especies vecinas. La coloración es generalmente un gris violáceo, a veces verduzco, marrón y salpicado de manchas negruzcas de contorno más claro. Los ojos son marrón oscuro. Los machos tienen un canto similar a un ladrido de perro y que se emite cada 2 ó 3 segundos. Las crías tienen una librea particular y presentan una banda coloreada más clara que les atraviesa el dorso, separando dos zonas fuertemente pigmentadas de marrón casi negro; esta banda desaparece con la edad. El desarrollo se efectúa fuera del medio acuático. Los huevos, ricos en vitelio y no pigmentados se depositan en las figuras o bajo las piedras durante la estación de las lluvias. Los renacuajos permanecen en el interior de la cáscara del huevo y producen directamente ranitas muy pequeñas que se esconden en la vegetación.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *