Esfinge de la lechetrezna

Una mariposa que distingue los colores

La esfinge de la lechetrezna, muy común en nuestras regiones, se encuentra en casi toda lazonapaleártica. Esta mariposa, de tamaño medio (60 a 70 mm de envergadura) vive en zonas de rastrojos, entre ruinas y en las escarpaduras. En esta mariposa se estudiaron por primera vez las reacciones de estos insectos ante los colores. Para ello, Kuhn dispuso entre dos ramilletes de flores de salvia un tablero, una de cuyas casillas estaba pintada de azul, y las otras en diversos tonos de gris. La mariposa, depositada cerca de uno de los ramilletes, se movía de un lado a otro, y luego revoloteaba hacia el segundo ramillete; como para ello había de pasar por encima del tablero, se dirigía sin vacilar a la casilla azul, desdeñando claramente los grises. Otros experimentos han permitido comprobar que esta mariposa era capaz de distinguir el verde amarillento del azul violeta, aun cuando la débil iluminación no permitiría al ojo humano hacer la distinción. Esta esfinge suele producir dos generaciones al año. Su oruga es magnífica; su cuerpo negro o verde (según la fase larvaria) está adornado con una línea dorsal roja intensa y dos líneas laterales amarillas. Salpicado de amarillo, cada segmento presenta, a ambos lados, una mancha amarilla ovalada. Vive en las hojas de la lechetrezna, planta de jugo muy tóxico, pero que no le afecta. A comienzos de agosto se construye, bajo tierra, una especie de capullo en el que forma la crisálida. La mariposa nacerá algunas semanas más tarde. En la segunda generación, la crisálida entrará en diapausia y no terminará su desarrollo hasta la siguiente primavera.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *