Estrella cojín

Esté dotada de una práctica bolsa incubadora

Los equinodermos son, estre todos los animales que viven en grandes profundidades, los más abundantes. Esta estrella cojín se encuentra en profundidades que varían entre los 2000 y 3000 m, pero hay especies vecinas que pueden descender hasta los 4000 m. El cuerpo de este animal, visto por encima, parece a simple vista completamente membranoso. Mirando más detenidamente se ve que la membrana, en forma de tienda de campaña, que reviste el cuerpo, no es en realidad la piel. Se trata de una especie de saco, sostenido por unas púas muy finas, en cuyo interior están los huevos fecundados. En la eclosión, cada uno de ellos da una larva nadadora provista de cilios, la bipinnaria, que se queda en el interior de la bolsa incubadora. Produce rápidamente una larva sin pestañas, la braquiolaria, que se transforma gradualmente en una pequeña estrella cojín, estadio que le permite abandonar la bolsa incubadora. Este fenómeno recuerda lo que pasa con el hipocampo. En la bolsa, los huevos y las larvas protegidas de los depredadores y de las condiciones desfavorable del medio, se desarrollaron en seguridad. Sin embargo, se plantea una incógnita: ¿cómo se alimentan las larvas? Según algunas fuentes, parece que las estrellas madre segregan un mucus alimenticio que llena la bolsa. Las estrellas cojín viven en el sustrato del fondo de los océanos constituido en su mayor parte de lodos, algunos de los cuales están casi únicamente formados de millares y millares de conchas de foraminíferos microscópicos que flotan en la superficie del agua: las globigerinas.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *