Estrella de almirante

Cuanto más nórdica, menos brazos tiene

He aquí el representante de una magnífica especie de estrella de mar que puede alcanzar hasta 20 cm de diámetro, de color rojo fuerte, a veces adornado con manchas verdes. Su distribución se sitúa en las costas del océano Atlántico y las de los mares del Norte; el hábitat propiamente dicho está a cierta distancia de la costa, a unos 15 a 30 m de profundidad. El número de brazos de este astérido es variable. Es de 8 en los ejemplares jóvenes para llegar a ser eventualmente de 14 en el adulto. Se ha comprobado un hecho extraordinario sin que sea posible explicarlo: el número de brazos de los especímenes disminuye mientras se va subiendo hacia el Norte. Si en las costas de Francia estas estrellas tienen 12 ó 14 brazos, a lo largo de las costas nórdicas, no tienen más que 10 e incluso a veces sólo 8 ó 9. En el estremo de cada brazo se descubre en esta estrella (y en muchas otras) una mancha roja en forma de anillo. Bajo la lupa, esta mancha se disueve en un semillero de pequeñas manchas que son otros tantos ojos rudimentarios. Las estrellas son animales muy voraces que se alimentan sobre todo de erizos y de moluscos. La estrella de almirante se alimenta incluso de otras estrellas de mar. Aunque sus bocas no están armadas, acaban con la resistencia de sus presas por muy bien que éstas esten protegidas. Estos astéridos, es cierto, tienen un procedimiento muy particular. Su estómago se desenvaina y rodea a la presa como un saco. El jugo estomacal acaba por penetrar en el cuerpo de la víctima y paraliza todos sus músculos. Dicho de otro modo, la digestión se realiza en el exterior del cuerpo de la estrella.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *