Estrella de púas grandes

De una voracidad proverbial

He aquí una estrella de mar con el cuerpo muy robusto y de gran tamaño que vive en las costas, donde recorre las paredes rocosas o también los herbarios. Son muy frecuentes y se encuentran en el límite extremo inferior de la zona de las mareas, pero pueden descender a 50 e incluso a 150 m de profundidad. Sus 5 brazos fuertes se caracterizan por ir armadas de 6 ó 7 filas de grandes púas cónicas. Las formas litorales tienen siempre un color muy oscuro, que varía del marrón al verde oliva oscuro, pero los especímenes que viven a una cierta profundidad, a menudo más grandes y fornidos (50 o incluso 60 cm de diámetro), tienen colores más vivos que van del rosa al rojo o al marrón caoba con manchas blancas. Estas fuertes estrellas son voraces carnívoras que comen ostras y mejillones, lo que hace que los pescadores las consideren temibles parásitos. Incluso se ha visto a estrellas de esta especie atacar a erizos. Se reproducen durante el verano. Aunque la mayoría de estas estrellas son o macho o hembra, algunos ejemplares son hermafroditas y, hecho curioso, tienen gónadas (glándulas sexuales) mitad hembra, mitad macho. Como se autotomizan muy fácilmente, han sido muy estudiadas para la regenéración. Estas estrellas, al contrario que muchas otras, presentan ante la luz un tropismo positivo; así, en un acuario iluminado lateralmente, se dirigen rápidamente al lado de la luz.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *