Eumenes

Construye un nido en forma de botijo

La eumenes se conoce más popularmente con el nombre de avispa alfarera o botijera, por su manera de construir su nido Existen numerosas especies de Eumenes, que viven en todos los continentes, menos en Australia Europa alberga algunas, por ejemplo, la Eumenes unguiculata, que aparece en la fotografía de esta ficha La característica común de todas las eumenes es la de construir un nido con tierra mezclada con saliva y convenientemente triturada entre las mandíbulas El material es análogo a aquel del que se sirven las golondrinas para construir su nido. La mayoría de las eumenes se parecen a las verdaderas avispas de las que se diferencian, no obstante, por tener un tamaño inferior y un abdomen más alargado y más fino El nido que construye la eumenes hembra en primavera difiere del de las demás avispas albañiles, del género Odynerus, porque está hecho al aire libre y sujeto a un tallo o a la rama de una planta viva, y no a un muro abrigado como el de estas últimas Mediante una labor paciente y larga, la avispa trae minúsculas bolitas de barro que moldea y dispone una al lado de la otra para formar una especie de botijo de cuello estrechado en gollete. La eumenes es verdaderamente una avispa solitaria, ya que la hembra sólo pone un único huevo en su nido, que sólo tiene una celda. La larva recibe comida abundante, porque la diligente madre, tras haber fabricado un nido, se transforma en cazadora. Captura orugas a las que paraliza con su aguijón y que amontona en el nido cuya entrada tapa después de haber puesto. Después de este último esfuerzo, la eumenes muere de agotamiento.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *