Falsa cobra

Tiene un temperamento irritable y muerde cruelmente

En efecto, hay muchos aficionados a los reptiles que han sufrido una o varias mordeduras de esta hermosa culebra que llamamos falsa cobra. La designamos así traduciendo su nombre científico Cyclagras. Es un colúbrido asentado en la cuenca del Amazonas, donde vive en las regiones bajas cubiertas de una selva densa. La falsa cobra abunda bastante en las zonas de varzea (típicos llanos aluviales donde se forman pantanos, en Brasil de 5 ó 6 m de profundidad). La inundación estacional no estorba nada a la falsa cobra, que es una culebra vigorosa con una tendencia natural a la vida anfibia. En realidad, la mayor parte de las veces se encuentra a este ofidio en el agua o en sus proximidades inmediatas. Dicho de otra manera, en cualquier lugar suficientemente despejado. Sería inútil buscar una falsa cobra en las densas masas de vegetación herbácea que se amontonan en los ribazos de los ríos. Todavía sabemos muy poco sobre su forma de vida, biología y las modalidades de reproducción de la falsa cobra. Es ovípara; la hembra deposita su puesta en un montón de paja, entre la que se esconde temporalmente. Los huevos son relativamente luminosos y rodeados de una envoltura blanda, muy resistente. Son elípticos y aumentan un poco de volumen durante la incubación. El macho tiene colores más vivos que la hembra, pero existe una extensa gama de variaciones individuales. La falsa cobra devora pequeños roedores y probablemente pájaros. Es una serpiente agresiva, que no evita nunca las ocasiones de morder.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *