Falsa limbada

Pertenece a una gran familia de pequeñas mariposas azui-cobrizas

Grandes bebedoras de agua, las falsas limbadas se congregan alrededor de los charcos de agua dejados por las tormentas. Muy comunes en toda la zona paleártica (hasta 68° de latitud Norte), están bien localizadas y se encuentran a menudo en las regiones montañosas. Extinguidas en Inglaterra, son por el contrario muy numerosas en el Atlas marroquí, en donde pueden vivir a altitudes superiores a los 2500 m. La gran familia de los licénidos (unas 3000 especies), a la que pertenece la falsa limbada, reagrupa a pequeñas y delicadas mariposas de alas de brillantes colores azules o cobrizos La determinación de las especies se fundamenta, sobre todo, en los dibujos de las caras superior e inferior de las alas. De mayo a agosto, las falsas limbadas sobrevuelan las praderas en flor. No existe dificultad para diferenciar a los machos de las hembras: éstas tienen colores parduzcos y apagados mientras que las alas de los machos son de color azul brillante. El claro dimorfismo sexual hace más fácil la observación de especímenes ginandromorfos (mitad hembra, mitad macho) Los huevos ovoides son depositados generalmente sobre tallos de trébol o de meliloto. De ellos nacen minúsculas orugas cuyo aspecto recuerda al de las cochinillas: están dotadas de cortas patas y su cara ventral es aplanada mientras la dorsal está ligeramente abombada. Estas orugas están cubiertas de pelos muy finos y, una vez terminado su crecimiento, no miden más de 2,5 cm. La crisálida eclosiona 2 ó 3 semanas más tarde. Hay cada año 1 ó 2 generaciones de falsa limbada

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *