Galápago

Puede llegar a ser centenario

El galápago es la tortuga acuática europea. También se la llama tortuga cenagosa, ya que vive en las grandes ciénagas. Es un animal muy conocido, ya que se vende cada año en las pajarerías. Al contrario que las tortugas terrestres, que se alimentan de plantas, el galápago es carnívoro y come renacuajos, peces pequeños, moluscos y larvas acuáticas. Cuando la temperatura es benigna es muy voraz, pero cuando hace frío ayuna por varios días. El galápago es muy difícil de ver en estado natural, ya que es extremadamente temeroso. Al menor ruido o cuando se perfila una sombra extraña, se precipita al agua, desapareciendo en la profundidad. Amante del sol, le gusta tomarlo durante horas enteras, recostado perezosamente en una rama o sobre una piedra lisa. Sólo caza debajo del agua, sirviéndose de su afilado pico y de sus garras para desgarrar a sus presas. El galápago es un animal sociable y generalmente vive en colonias numerosas. A veces, los machos rivalizan, ocasionándose serias heridas y mutilaciones. El galápago vive en los mares, en los estanques y en los ríos con poca corriente y de fondo fangoso. No se aletarga por completo durante el invierno, pero deja de alimentarse. Se queda bajo el hielo de los estanques o se sumerge en el fango o en un agujero del ribazo. Es sedentario y pasa toda su vida en los mismos parajes. A pesar de su pequeño tamaño, esta tortuga vive mucho tiempo, pudiendo alcanzar una edad avanzada, excediendo incluso los cien años, lo que es realmente sorprendente. Las hembras llegan a ser más grandes y más pesadas que los machos.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *