Gelacanto

Es un fósil viviente

El celacanto es un gran pez primitivo, descubierto en 1938, cuando se le consideraba extinguido desde hacía 70 millones de años. La anatomía interna del celacanto es tan extraña como su morfología externa. Sus particularidades, demasiadas para enumerarlas aquí, hacen de él un animal absolutamente único en el mundo, y su origen hay que buscarlo entre las razas de vertebrados terrestres, aunque el acuerdo no sea unánime en este punto. Efectivamente, algunos sabios consideran al celacanto como un pez, aberrante ciertamente, pero así y todo, un verdadero pez. Lo que es notable es que su vejiga natatoria está llena de grasa y no tiene, por lo tanto, ninguna función hidrostática. También hay que decir que este pez rebosa de grasa, lo que provoca la desesperación de los conservadores de museos. El descubrimiento del celacanto fue uno de los hallazgos más destacables en el mundo animal. El primer ejemplar fue pescado entre las redes de un barco de arrastre, a cuarenta metros de fondo. El segundo fue cogido con caña de pescar por un índigena de las Comores, al oeste de Madagascar, en un fondo de veinte metros, el 20 de diciembre de 1952, o sea, quince años después del descubrimiento del primero. Después, se ha pescado un importante número de celacantos, vivos o muertos. Varios de ellos llegaron incluso a vivir cierto tiempo en acuario, lo que permitió a los especialistas aprender un poco más sobre el modo de vida de este asombroso animal. Se ha convenido que el celacanto fue descubierto por la ciencia en 1938, pero, de hecho, desde hace centenares de años, los pescadores indígenas lo conocían y lo pescaban para fines culinarios.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *