Gheiromeles desnudo

Un murciélago sin pelo

El cheiromeles desnudo, del que se conocen dos especies distintas, constituye una de las mayores curiosidades del mundo de los murciélagos. La particularidad de este quiróptero es, como su nombre indica, estar enteramente desprovisto de pelos. Mientras que la gran mayoría de los representantes de estos mamíferos voladores poseen una piel extremadamente cálida y aislante, éste produce asombro por todo lo contrario. Hay que señalar que el cheiromeles desnudo vive en regiones tropicales de Asia y en las numerosas islas de la Sonda, donde reinan temperaturas constantes y elevadas. Además, el cheiromeles apenas se eleva en altitud y así no se arriesga a pasar frío. La ausencia de pelo en el cuerpo, no es la única característica de esta especie. Dispone de la facultad de replegar totalmente sus alas en las bolsas cutáneas que tiene a ambos lados del cuerpo. Cuando no vuela, el cheiromeles parece desprovisto de alas. Resulta curioso observar cómo el animal esconde sus membranas alares en sus bolsas con ayuda de sus patas posteriores. El pulgar posee una uña plana en vez de una garra y es oponible. Otra curiosidad es que el quiróptero se desplaza gustoso por el suelo. Corre ágilmente con sus cuatro patas, sin verse estorbado por las alas. El cheiromeles busca refugio entre las grietas de las rocas y también en las curvas y madrigueras abiertas en tierra. La especie es sociable. Es un murciélago crepuscular y nocturno que vuela muy rápido. Cuando los padres van a buscar comida, dejan a las crías en la madriguera.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *