Gimnoto eléctrico

Lleva dentro una verdadera batería

A pesar de su apariencia externa, el gimnoto eléctrico no está emparentado con la anguila. Es un notable pez, propio de la cuenca amazónica, que vive a gusto en las zonas pantanosas y en las derivaciones estancadas de los ríos, donde a los demás peces les cuesta mantenerse con vida a causa de la fuerte deficiencia de oxígeno en el agua. Es probablemente el más conocido de todos los peces eléctricos, y también uno de los más terribles debido a la intensidad de sus descargas. Se han medido descargas que llegan hasta los 500 voltios, totalmente capaces de electrocutar mortalmente a un caballo. La anatomía del gimnoto eléctrico es muy original, ya que todos los órganos vitales se encuentran concentrados inmediatamente detrás de la cabeza, lo que hace que aproximadamente los siete octavos de su cuerpo queden reservados para la eléctrica cola. Es en ella donde se encuentran los órganos especiales generadores de electricidad. Se trata de 5000 a 6000 elementos dispuestos como- los de una pila seca. Están agrupados en tres partes, dos de las cuales son pequeñas y una la principal. La cabeza funciona como polo positivo y el extremo de la cola como polo negativo. Cuando está en reposo, el gimnoto eléctrico no produce ninguna electricidad, pero en cuanto comienza a moverse emite impulsos eléctricos a razón de veinte o treinta por segundo. Al contrario de lo que ocurre con el mormírido, no se crea campo eléctrico alrededor del gimnoto, sino que las descargas tienen una función de orientación. Los animales pequeños que se encuentran al alcance de este pez mueren, mientras que los mamíferos más grandes quedan aturdidos y pueden ahogarse. El hombre resiste una descarga aislada.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *