Gnorimus

Su belleza se añade a su gran rareza

El gnorimus es un coleóptero emparentado con las cetonias. Existen dos especies en Europa, una de las cuales es totalmente negra con puntos blancos diseminados por los élitros, mientras que la otra, el gnorimus noble representado en la ilustración de esta ficha, se distingue por el brillo metálico de su cuerpo totalmente verde, rutilante al sol como una joya. Antaño el gnorimus era mucho más común y estaba más extendido que ahora. En la época actual, se cuenta entre las rarezas entomológicas. Existen muchas variantes del gnorimus noble, que se distinguen entre sí por sus reflejos, unas veces cobrizos, casi rojizos, y otras verde esmeralda, o incluso azulados. Bajo el vientre, cada segmento abdominal tiene una pequeña mancha blanca anular alrededor de los estomas u orificios respiratorios. Se puede distinguir fácilmente al gnorimus, porque tiene las patas mucho más largas que las de las cetonias, con las que, por otra parte, comparte la costumbre de visitar las flores para devorar sus órganos internos y el polen. El insecto adulto vive como máximo unas semanas y el macho muere rápidamente después de haberse apareado con la hembra. Esta pone sus huevos en los troncos de árboles carcomidos, donde se desarrollarán sus larvas blancas y carnosas. La extinción progresiva del gnorimus se puede achacar al perfeccionamiento de las técnicas agrícolas, a la desaparición de las praderas naturales reemplazadas por campos para abonados pastos y también a la tala de los árboles viejos, parcialmente huecos, que servían de cuna a las larvas de numerosas especies de coleópteros.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *