Gomphus

Una gran libélula de cuerpo aplastado

Existen multitud de especies de gomphus que constituyen la familia de los gónfidos. Son libélulas de tamaño mediano a grande, caracterizadas por sus ojos muy separados uno del otro. Su cuerpo está generalmente adornado de vivos colores donde se mezclan el amarillo y el negro o el verde y el negro. Sus alas son completamente transparentes. El gomphus vulgar, Gomphus vulgatissimus, representado en esta ficha, es probablemente la especie más ampliamente extendida en Europa.El insecto adulto nace en el mes de mayo y vuela durante todo el verano. Al salir del huevo, tiene el cuerpo amarillo, pero enseguida, al crecer, este color va cambiando a verdoso o incluso a completamente verde. En Europa es el miembro de la familia más precoz en aparecer. Su hábitat es muy vanado, y así se le encuentra tanto a orillas de los grandes lagos como a lo largo de los ríos de corriente lenta e incluso en arroyos tranquilos y canales. El gomphus es un gran vagabundo, que se aleja más de un kilómetro de los medios acuáticos. Vuela rápidamente y vive en solitario. Se le pierde pronto de vista a causa de su coloración amarillo-verde o verde, gracias a la cual se confunde con la vegetación. Aunque su vuelo es ondulante y caprichoso, se posa pesadamente para descansar y parece que realmente se siente fatigada del esfuerzo desplegado. El gomphus puede permanecer posado mucho tiempo sin moverse, pero es esquivo y en cuanto se hace ademán de acercarse a él vuela como una flecha.Es ante todo un cazador, que captura toda clase de insectos voladores para devorarlos.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *