Gusano humilde

Filiforme y prácticamente ciega

Las serpientes ciegas o serpientes gusano pertenecen a la familia de los Leptotiflópidos, que sólo incluye un género, Leptotyphlops, con una cuarentena de especies. El cuerpo es cilindrico y menudo, recubierto de escamas uniformes, de color gris, marrón o rosa por encima y más claro por debajo. La corta cola suele llevar en la última escama una especie de pincho cuya función no se conoce del todo. La cabeza se parece a la cola, pero se distingue de ésta por la presencia de dos manchas negras indicadoras de la presencia de los ojos que, sin duda, no perciben más que las diferencias de intensidad de la luz. La mandíbula inferior, que es la única que lleva dientes, está encajada en la mandíbula superior, lo que facilita su avance sobre el suelo. Esta serpiente gusano es una de las dos especies americanas del género que viven en los Estados Unidos. Se la encuentra desde el desierto a las pendientes montañosas y desde el nivel del mar hasta una altitud de 1.500 m. Muestra preferencia por las pendientes rocosas, que presentan algunas partes de terreno más ligero, el fondo de los cañones o las hondonadas próximas a los cursos de agua estables o intermitentes. Cava galerías entre las raíces, por debajo de las rocas y en los hormigueros, siempre en busca del alimento constituido por insectos y, sobre todo, hormigas y sus larvas. Su piel, brillante y dura, le proporciona una buena protección contra las mordeduras de sus presas. Por la noche, la serpiente gusano humilde suele salir a la superficie; durante el día busca las grietas y se esconde debajo de las piedras, sobre todo donde el suelo está ligeramente húmedo.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *