Haemorrhagia fuciformis

Se reconoce por sus alas transparentes

Esta especie, muy común en Europa, se encuentra también en Argelia, Japón y Asia Esta pequeña mariposa apenas sobrepasa los 40 mm de envergadura, y es, en su aspecto, semejante a un abejorro Al contrario que la mayor parte de las mariposas, excluyendo algunos satíridos y danaidos americanos, esta especie es fácilmente reconocible Sus alas, transparentes como el cristal, están casi enteramente desprovistas de escamas Las que quedan se encuentran cubriendo los bordes externos de las alas Y sin embargo, cuando esta mariposa sale de su envoltura de crisálida, no se diferencia en nada de los demás esfíngidos: las alas, de color pardo violáceo, están completamente revestidas de escamas Pero éstas, poco adherentes, caerán con el primer aleteo, con lo que podrá contemplarse el vuelo de una mariposa de alas transparentes Este extraordinario espectáculo resulta fácil de provocar y de contemplar Para ello, basta con recoger, entre las madreselvas, donde viven formando colonias, algunas larvas de esta mariposa Su crianza no ofrece dificultades bastan una temperatura normal y hojas frescas de madreselva , y se obtienen las crisálidas fácilmente Si el desarrollo tiene lugar con normalidad, unas semanas más tarde tendrá ocasión de ver nacer nuevos ejemplares En el norte de Europa, esta especie sólo produce una generación al año Por el contrario, en reglones meridionales, las altas temperaturas hacen aumentar la rapidez del desarrollo, por lo que hay, casi siempre, dos generaciones por año.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *