Helción transparente

Una concha con reflejos irisados

La concha del helción, lisa y brillante, de color pardo y aspecto córneo, presenta unas líneas estrechas de intenso color azul, irisado y muy vivo, sobre todo en los ejemplares jóvenes. La parte superior, a diferencia de las típicas lapas, que parecen un sombrero puntiagudo, es obtusa, descentrada y jamás saliente, lo que constituye una característica única en esta familia; la concha de los embriones, enrollada hacia la derecha, por lo general desaparece durante el crecimiento de las crías, pero sólo el helción transparente sigue conservando este arrollamiento en estado adulto. Es un habitante de la zona sublitoral que se encuentra siempre sobre las laminarias, para las que constituye un verdadero parásito; come exclusiva mente algas, dejando evidentes señales en la masa vegetal. Estas señales son muy parecidas a las que dejan las lapas sobre las rocas, pero el helción no las realiza con su boca desprovista de trompa, sino con el pie. La concha de los patélidos es notable por su resistencia: se han realizado experimentos aplastando las conchas de la lapa común, Patella vulgata, y sólo se destruyeron con un peso de 315 kg, ¡casi 18.500 veces el peso del animal! Por otra parte, estos moluscos presentan una excepcional resistencia a ser arrancados: se han observado ratas en las rocas, intentando cazar las lapas, con los dientes aprisionados entre la concha y el sustrato y ahogadas por la marea ante la enorme tracción del gasterópodo.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *