Hesperia

Es la menor de las mariposas diurnas

La hesperia, de la que se han censado varios centenares de especies en todo el mundo, es una mariposa diurna. En el seno de su familia se encuentran los representantes más pequeños de las mariposas de día. Los hespéridos tienen alas cortas, bastante anchas y muy musculosas. Estos lepidópteros vuelan bien, sus evoluciones son tan rápidas que resulta difícil seguirlas con la mirada. Si bien varias especies de origen tropical están adornadas con colores vivos y tornasolados, la mayoría de los hespéridos, y particularmente los que viven en nuestras latitudes, son poco espectaculares. Dominan los tonos pardos, grises y anaranjados, adornados a veces con una franja azul o con máculas amarillas o blancas. Hay unas cincuenta especies en Europa, pero su identificación resulta bastante difícil a causa de su gran parecido. Se reconoce a los hespéridos por sus antenas en forma de cachiporra, terminadas en una punta afilada y ganchuda. Los especialistas consideran que los miembros de la familia de los hespéridos son mariposas primitivas, poco evolucionadas aún. Sus orugas presentan los dos extremos afilados. Viven sobre plantas herbáceas bajas, en las praderas, y tienen la curiosa costumbre de enrollar varias hojas o tallos juntos, con filamentos que ellas segregan, para construirse un albergue en el que se sienten a gusto para roer los vegetales, escapando, al mismo tiempo, de los avispados pájaros y de otros consumidores de orugas. La especie que presentamos en la ilustración de esta ficha, Thymelicus syliestns, es muy común en toda Europa.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *