Hidra plumosa

Una colonia dotada de órganos de defensa, filamentos urticantes

Estas praderas de aspecto plumoso, son de hecho pequeñas colonias de minúsculos hidrozoos. Los pólipos que forman una u otra colonia, de ramificaciones pennadas, están envueltos en cúpulas protectoras, pues pertenecen al grupo de los hidrozoos «tecados» (de teca = receptáculo). Estas colonias se encuentran en gran número en las costas. Están frecuentemente pegadas a las algas o en las depresiones en medio de los herbarios, pero se las puede ver también con frecuencia en los techos de las grutas y en las rocas verticales. También pueden fijarse a las esponjas. En el seno de las colonias, los individuos están unidos entre sí por puentes de sustancias, pero sin ser idénticos. Los «hidrantes» provistos de tentáculos capturan el alimento (microorganismos) necesario para la vida de la colonia; los pólipos en forma de dedos, desprovistos de tentáculos, tienen una boca y una cavidad gástrica y están dispuestos alrededor de los hidrantes. Pueden emitir pseudópodos ricos en nematocistos. Armados de esta forma, participan verdaderamente en la defensa de la colonia. Al contrario que otros hidrarios, las Aglaophenia no emiten medusas. Sus huevos se desarrollan en unas bolsas, las gonotecas', situadas sobre la colonia. Las larvas ciliadas se fijarán rápidamente al fondo para formar los primeros individuos, origen de otras tantas colonias nuevas.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *