Holoturia

Este pepino de mar parece más un fruto que un animal

La holoturia, de la que se conocen muchísimas especies, es un animal marino que más parece un producto del reino vegetal que un súbdito del reino animal. Resulta difícil creer que las holoturias estén emparentadas con las estrellas de mar, a las que no se parecen en absoluto. Existen holoturias que se arrastran por la arena, otras se hunden en ella y sólo dejan ver las extremidades. Hay holoturias pequeñas que tienen el cuerpo aplanado y adoptan forma de hojas de árbol, o se parecen a los limacos, con los que se les puede confundir. Si bien la mayoría de estos animales se arrastra con ayuda de órganos especiales situados sobre la cara ventral, otros prefieren nadar libremente. El color de las holoturias varía y algunas de ellas están adornadas de hermosos tonos. Tienen la boca rodeada de unos veinte tentáculos, cuya función es atrapar a los animálculos que pasan junto a ella y conducirlos ante el orificio bucal. Por un dispositivo anatómico especial, las holoturias pueden aspirar y filtrar la arena, de la que retienen las partículas orgánicas para digerirlas. Uno de los rasgos más extraños de la biología de las holoturias es su asociación con los fierasfers. Esos pequeños peces, de cuerpo translúcido y afilado como una hoja de cuchillo viven, en efecto, en el interior del mismo cuerpo de la holoturia, que les sirve de albergue y de medio alimenticio. Cada especie de fierasfer se asocia a una especie particular de holoturia y es imposible hacer que un fierasfer penetre en una holoturia que no conoce.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *