Hormiga deshojadora

Sus hordas hambrientas destruyen toda vegetación a su paso

La más temida de todas las hormigas es sin duda la hormiga deshojadora, que vive en las regiones cálidas de Sudamérica. En dichos lugares constituye una plaga. El régimen alimenticio de estos Himenópteros constituye un caso bastante excepcional en el vasto mundo de las hormigas. La hormiga deshojadora, insecto sociable, vive en colonias gigantescas, que cuentan aproximadamente con un millón de individuos. Habita en verdaderas ciudades subterráneas, y algunas ocupan un volumen increíble. Se ha calculado en 170 m3 el volumen de tierra Echada a la superficie después de haber cavado las galerías y las vastas habitaciones de un gran hormiguero. La alimentación de la hormiga deshojadora se compone de una especie champiñón, del que se comen el micelio. Para conseguir este alimento en suficiente cantidad, las hormigas han inventado —no se sabe por qué clase de «inteligencia»— un sistema de cultivo. Acuden en innumerables legiones a cortar pequeños trozos de hojas de los árboles y de los matorrales, frecuentemente a considerable distancia de su nido, y se las llevan para amontonarlas en las cámaras subterráneas especialmente acondicionadas para este fin. Las hojas fermentan ligeramente y las hormigas siembran micelio en ellas, que después se desarrolla gracias a múltiples cuidados y a una aireación cuidadosamente regulada por canales adecuados. Los daños causados a la vegetación, en particular cuando se trata de vergeles de naranjos y otros cultivos, son enormes, y los colonos se esfuerzan por exterminar a estas hormigas, lo que parece prácticamente imposible.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *