Iguana terrestre

Se parece a un reptil salido de la prehistoria

Animal característico de las islas Galápagos, este reptil se ha hecho popular después de la invasión turística de estas islas. Se cree que sólo existen dos especies diferentes: una de color amarillo pálido, que vive en la isla de Santa Fe, y la que ilustra esta ficha, que habita en las cuatro islas. Esta iguana endémica figura entre los reptiles menos estudiados. Es curioso que los zoólogos ignoren la biología de un animal que se reúne alrededor de los desembarcaderos para esperar a los turistas. El origen de la iguana terrestre se pierde en la noche de los tiempos, pero se sabe que hubo un tiempo en que las islas Galápagos y América central sólo estaban separadas por 150 km. Tanto la iguana terrestre como la marina —estrechamente emparentadas— descienden de una especie que vivió en las Antillas. Los ejemplares que habitan todavía algunos islotes antillanos son probablemente parientes lejanos de la iguana terrestre. Contrariamente a la iguana marina, que vive en las rocas cerca del océano, la iguana terrestre excava profundas madrigueras donde pasa la noche y los días lluviosos. Es un animal diurno y gusta del sol. Puede vivir casi sin beber; se la encuentra en las islas secas, donde no hay agua dulce. Se alimenta de frutas e higos chumbos que le suministran el agua necesaria.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *