Insecto palo de la Reunión

Rama verde provista de patas

El insecto palo de la Reunión, al que los entomólogos han llamado Monandroptera muncans, es probablemente uno de los insectos más extraordinarios. Este fásmido de tamaño mediano habita en la isla de la Reunión, pero parece vivir igualmente en el sudeste de Madagascar. Actualmente rema todavía cierta confusión acerca de los fásmidos de las islas Mascareñas, pues parece que se encuentran allí varias especies distintas. Como en el caso de los otros fásmidos, el insecto palo de la Reunión es dimórfico, es decir que la hembra es más larga y tiene el cuerpo más voluminoso que el macho, más grácil y de inferior tamaño. Este fásmido lleva una vida a cámara lenta. Se mueve andando muy despacio con sus seis largas patas, provistas de algunas espinas en la base. Exclusivamente arborícola, no desciende nunca al suelo. Su bella coloración verde le asegura un mimetismo perfecto con el follaje sobre el que se encuentra, de modo que no experimenta la necesidad de correr mucho o de volar para huir de sus enemigos. Permanece sobre algunas especies de árboles, cuyas hojas roe. Las diferentes especies de guayabos del género Psidium son sus árboles-huésped preferidos y es ahí donde resulta más fácil encontrarle. Sin embargo, este insecto no abunda mucho. No se sabe nada sobre la biología del insecto palo de la Reunión, pero parece que las hembras son partenogenéticas, es decir, que tienen la facultad de poner huevos fecundos sin haberse apareado antes con un macho. Los huevos caen a tierra y, desde el momento de su eclosión, los jóvenes insectos trepan a lo largo de los troncos para ir a instalarse en el follaje.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *