Isópodo

Algunas especies son peligrosos parásitos de los peces

Los isópodos constituyen un orden de crustáceos cuya variedad es casi infinita. Existen isópodos terrestres, que son las cochinillas, isópodos de agua dulce e isópodos marinos ídoteos y ligios. Los asellus, que forman la familia de los aséllidos, son bastante numerosos y se encuentran en casi todos los continentes. Existe cierto número de isópodos marinos que viven parásitos sobre el cuerpo de los peces. Su clasificación es extremadamente compleja y pertenecen a varias familias. La biología de estos animales se diferencia mucho de un grupo a otro. Se conocen isópodos que se alimentan de la carne de los peces muertos, otros se ciernen sobre los peces capturados y retenidos por las redes y las nasas. Algunos, finalmente, han elegido vivir a costa de peces saludables, y se hacen tranquilamente parásitos de ellos, implantándose sólidamente entre sus escamas Así chupan la sangre de su víctima, a la vez que se hacen transportar sin esfuerzo a través de las aguas. Cuando llegan a ser muchos sobre el mismo huésped, su acción perniciosa acaba por debilitar al pez, que adelgaza y languidece. Entonces los isópodos lo abandonan y nadan en busca de otra víctima. Muchos isópodos viven en las costas rocosas, en la parte que salpica el mar y no se arriesgan a salir de su escondite hasta que se hace noche cerrada. Se conoce aún de forma muy imperfecta su biología y, en particular, su forma de reproducción. No hay que confundir a estos isópodos marinos parásitos de los peces con los argulus, o piojo de los peces, que pertenecen al orden de los branquiuros.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

2 Commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *