Koala

Es el «osito de felpa» soñado por los niños

Si existen unos animales más populares que otros, el koala es, con toda seguridad, uno de ellos. Todos conocen esta réplica de osito de peluche gris ceniciento, pero muy pocas personas han tenido la oportunidad de observarle en carne y hueso. En efecto, el koala solamente vive en algunos bosquecillos de eucaliptos australianos, y ningún jardín zoológico del mundo posee ninguno, a excepción del de San Diego, en California, donde se mantiene desde hace muchos años una colonia próspera. El koala lleva una existencia arborícola y rara vez baja al suelo, bien sea para lamer la tierra y procurarse así algunos elementos minerales, o bien para pasar de un árbol a otro. Es un excelente trepador, que consigue escalar los troncos más lisos gracias a las finísimas uñas de que están provistos sus dedos. De costumbres nocturnas, pasa el día enroscado sobre sí mismo, cómodamente instalado en un haz de ramas. Vive en grupos que a veces reúnen veinte individuos, que se comunican entre sí con gritos muy estridentes, que se oyen de lejos. La única alimentación del koala consiste en hojas de ciertas especies de eucaliptos. Y ni siquiera come cualquier hoja de las doce especies que le convienen, sino que sólo las hojas viejas, duras y coriáceas entran en su menú: aparta, en efecto, las hojas tiernas, que contienen una dosis mortal de ácido prúsico. Este régimen alimenticio excepcional impregna a todo el animal de un fuerte olor de eucaliptos, tan intenso y agradable que los koalas huelen enteramente como caramelos contra la tos. La reproducción del koala es lenta.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *