Lagartija corredora de Yarrow

Los cañones rocosos son uno de sus biotopos

Estos miembros de la familia de los Iguánidos viven en América del Norte. También se conocen con el nombre de corredoras espinosas, debido a las punzantes escamas que tienen en el dorso. La lagartija corredora de Yarrow presenta la zona dorsal de color negro moteado de blanco, la cabeza lleva unas manchas negro grisáceo o bien es completamente negra en los machos adultos. En ocasiones las marcas negras de la cabeza se prolongan hacia delante formando una especie de collar negro ribeteado de blanco. Las crías por lo general tienen una mancha azul en la parte posterior de la garganta. En los machos, la garganta y los flancos son de color azul, tono que en las hembras no existe o es mucho más claro. Cuando sale de su refugio, la lagartija corredora de Yarrow es casi negra pero se va coloreando a medida que recibe la luz del sol. Cuando la temperatura es relativa mente baja, la librea se oscurece, pero el color se hace mucho más brillante después de haber estado varias horas al sol. Vive en el oeste de los Estados Unidos, Arizona y Nuevo Méjico, pero es mucho más frecuente en Méjico, en la Sierra Madre oriental y occidental. Es una especie de montaña, cuyo biotopo está constituido por los cañones rocosos y las vertientes donde crecen robles y pinos, incluso por encima de los 1.500 m. En las pendientes de las montañas más bajas busca los entornos húmedos, próximos a riachuelos, lagos o zonas en que la arena contiene un elevado grado de humedad. Estas corredoras trepan a veces por los troncos de los árboles, pero lo más corriente es verlas sobre las rocas o saltando ágilmente entre las piedras. Su régimen alimentario se compone de insectos y arañas.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *