Lagarto de cola de troncho

También se le llama "largato piña"

Este extraño lagarto australiano forma parte actualmente del género Tiliqua, que reúne a los «eslizones de lengua azul». Se le llama todavía trachisaurio de su antiguo género Trachysaurus, que significa «saurio áspero». Este escíncido debe sus diversos nombres a la naturaleza de su revestimiento escamoso, muy desarrollado. Las placas cefálicas y las escamas dorsales son, en efecto, muy gruesas, rugosas y llevan marcas que subrayan la imbricación. Es un reptil fuerte, de tronco ancho, con las patas robustas y armadas con fuertes garras. La cabeza, grande y con los carrillos salientes, y la cola, corta pero maciza, se confunden a primera vista porque tienen cierto parecido: da la sensación de que el animal es bicéfalo, o sea que tiene una cabeza en cada extremo del cuerpo... El lagarto de cola de troncho frecuenta las zonas arenosas de matorrales, a través de gran parte del continente australiano. Le gusta calentarse al sol y se desplaza con lentitud. Cuando se siente amenazado, adopta una postura de intimidación espectacular: con el cuerpo arqueado, abre mucho las fauces silbando, contrastando su lengua azul cobalto sobre el rojo de la cavidad bucal. Sus mandíbulas tienen dientes sólidos, pero parece que al animal le repugna morder: puede ser que su aspecto insólito sea suficiente para amedrentar a la mayoría de sus adversarios. Su régimen alimenticio es variado; el lagarto de cola de troncho come principalmente productos vegetales, flores, hojas y frutos, aunque también insectos y otros menudos invertebrados que frecuentan su hábitat.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *