Lagarto de mar

A todos los miembros de la familia se les llama peces saurio

Los lagartos de mar deben su nombre común a su parecido morfológico con estos reptiles terrestres; cuerpo alargado y cilindrico, cabeza deprimida, boca grande. Su actitud en la caza también recuerda la de un lagarto al acecho, con la mitad anterior del cuerpo elevada y apoyada sobre las aletas pectorales. En esta postura característica esperan los lagartos de mar a sus presas que, cuando han sido atrapadas por su inmensa boca armada de numerosos dientes muy acerados, no tienen ninguna ocasión de escapar, pues son engullidas inmediatamente. Viven en aguas superficiales, preferentemente cálidas o templadas; pueden también enterrarse en la arena, gracias a sus pectorales, para ponerse al acecho, haciendo sobresalir del suelo únicamente los ojos y la parte superior del cráneo. Algunas especies de la familia se pescan, sin embargo, a gran profundidad: unos centenares de metros. Los lagartos de mar son, como los gonostomas, próximos a los Salmoniformes abisales y, en el plano morfológico, se caracterizan por una gran boca armada de dientes acerados, una pequeña aleta dorsal adiposa, una caudal muy hendida y por no tener vejiga natatoria. Aunque su carne sea comestible, a menudo los pescadores los arrojan al mar después de una captura. Su desarrollo comporta una fase larvaria transparente con una serie de manchas oscuras en los flancos. La familia cuenta más de una treintena de especies reagrupadas en algunos géneros de los cuales los más conocidos son Sy-nodus y Trachinocephalus.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *