Lampropeltis

Esta magnífica serpiente es el terror de los crótalos

Las lampropeltis, de las que se conocen varias especies, son inofensivas culebras exclusivas de Norteamérica. La mayoría de las especies están ornadas de vivos colores, lo que las convierte en serpientes muy apreciadas entre los aficionados. La principal característica de las lampropeltis es que se alimentan también de otras serpientes; así pues son ofiófagos, lo cual es bastante raro entre las serpientes. Sin embargo, no son caníbales ya que no devoran a sus congéneres, sino que atacan a los crótalos y otras especies. Su alimentación es, sin embargo, muy variada y se alimentan también de pequeños roedores, de lagartos y, a veces, de ranas. Estrangulan a su víctima enrollándose alrededor de su cuerpo y apretando progresivamente sus anillos para no soltar el abrazo hasta después de la muerte de la presa. Las lampropeltis no tienen veneno pero, en cambio, están perfectamente inmunizadas contra el terrible veneno de los crótalos, o serpientes de cascabel. Viven en los más variados biotopos, pero evitan los bosques demasiado sombreados, así como las regiones desérticas y demasiado áridas, donde no encontrarían suficientes presas. Circulan muchas leyendas a propósito de la lampropeltis. Así, los colonos y los campesinos dicen que estas serpientes maman de las ubres de las vacas, mientras éstas duermen. Sería inútil insistir sobre el hecho de que tal cosa es absolutamente imposible y fantástica. Sin embargo, la leyenda subsiste y le ha valido a la lampropeltis el nombre de «milksnake» o serpiente leche.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *