Langur con gafas

También se le llama semnopiteco oscuro

Se reconoce a estos monos por sus tupés de pelos de la cabeza, lo que hace pensar en una especie de visera levantada por encima de los ojos. La cara está desnuda con un hocico muy corto, los orificios nasales se resumen en dos estrechas hendiduras. El espeso pelaje es gris azulado con círculos blancos alrededor de los ojos. Los langures con gafas del grupo de los Traquipitecos viven en los bosques densos, en las espesuras de bambús en los flancos de las montañas o en las orillas de los ríos de la península Malaya, de Java y de Sumatra. Se mueven en grupos numerosos en un territorio cuyas dimensiones varían según la riqueza de la vegetación. Avanzan en grupos de unos quince individuos, bajo la dirección de un jefe que elige los árboles a los que los demás irán a alimentarse o a dormir. Los árboles-dormitorios están situados en el centro del área escogida. Estos monos duermen y comen sentados, en el extremo de las ramas, sirviéndoles de balancín su larga cola colgante. Esencialmente se alimentan de hojas y brotes tiernos, de frutos y a veces incluso de cortezas tiernas. Cubren distancias considerables saltando de árbol en árbol, lanzándose con un fuerte impulso de sus miembros posteriores, con los brazos extendidos hacia delante y emitiendo un grito característico. Los sáltos oblicuos alcanzan así hasta 12 metros de longitud y 4 metros en dirección horizontal. Los langures emiten varios gritos resonantes y se hacen oír sobre todo por la mañana y por la noche. Desde que nace, el pequeño se aferra estrechamente al vientre de su madre que puede así continuar corriendo y dando grandes saltos sin el menor peligro.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *