Limula

Un animal que se olvidó de evolucionar

La limula es un verdadero fósil viviente, que ya no tiene parientes en la actualidad, por haberse extinguido todos sus semejantes hace millones de años. Es un animal marino extrañísimo, que no ha evolucionado desde hace 200 millones de años. Existen cinco especies de limulas, que viven en los bajíos arenosos y en la parte sumergida de las playas de arena. El dardo en que termina su larga cola no es un arma y no representa ningún peligro, como se cree generalmente. Es una especie de palanca que el animal usa para avanzar y desplazarse por la arena o para recuperar su equilibrio cuando le ha derribado una ola. La limula cava y remueve la arena buscando alimento, pero es capaz de nadar vigorosamente sobre su lomo. Su régimen alimenticio comprende algas, gusanos y diversos moluscos. A veces hace estragos en los bancos de bivalvos de las playas norteamericanas. La hembra es más grande que el macho y tiene la curiosa costumbre de salir del agua para poner los huevos, como hacen las tortugas marinas. Repta laboriosamente hasta lo alto de la playa y cava allí un agujero al nivel de la pleamar, en el fondo del cual deposita sus huevos. Los indígenas de varias regiones tropicales aprovechan el momento de la puesta para capturar las limulas, cuya carne encuentran suculenta. A veces se cree que la limula está emparentada con los cangrejos, lo cual es inexacto. Esta confusión procede de su nombre inglés «horseshoe crab», que significa cangrejo herradura. Pero, de hecho, no es ni siquiera un crustáceo.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *